Literatura se escribe sin hache

EL AÑO DEL MONO

4. Literatura se escribe sin hache

0902_JardielLa literatura es una amante cruel, por más que sus mieles sepan a hiel y sea una anciana de 40 siglos de existencia. No siempre es justa cuando de pleitesía se refiere: Pocos la gozan de forma inmediata y directa, a veces, gente que no se lo merece la tiene. A veces tarda mucho en reconocer a sus queridos, a veces nunca llega éste.

Tan el es caso del dramaturgo y novelista madrileño Enrique Jardiel Poncela (15 de octubre de 1901-18 de febrero de 1952).

Contemporáneo de la Generación del 27, no fue aceptado en sus filas pues lo consideraban un escritor menor, por la mayor de sus cualidades literarias: ser un humorista.

Desde su primera juventud tuvo contacto con la literatura y el periodismo; a los 21 años de edad ya publicaba en las mejores revistas literarias españolas de su época. Su teatro siempre conseguía estrenos de éxito, pero no necesariamente repetía temporada; su obra maestra, estrenada en 1940 fue Eloísa está debajo de un almendro. Su consagración como escritor lo consiguió en la década de los 30, con cuatro novelas a las que no les falta absolutamente nada: Amor se escribe sin hache, Espérame en Sibera, vida mía (de la cuál Mauricio Garcés estelarizó una adaptación en el cine nacional), ¿Pero hubo alguna vez once mil vírgenes? y La tournée de Dios.

 

Poncela, a partir de la segunda guerra mundial, no ligó ningún triunfo y murió casi en la miseria. Esto y su veta humorística mal entendida, pues hería las sensibilidades más abyectas de la sociedad española del franquista, lo condenaron a un ostracismo, que jamás a un olvido.

En la década de los 60, de la mano de escritores jóvenes y proposititos como Fernando Buero Vallejo o Alfonso Sastre, Jarciel es redescubierto y esta nueva0902_la_tournee_de_dios generación de plumas entiende el humorismo ponceliano. Descubren en él una vertiente inverosímil y audaz y se le reedita y se le remonta con, cada vez, mayor éxito. Es en esa misma década cuando se le empieza a conocer en México y, aunque no se un escritor popular, sí es un autor de culto, especialmente para los diletantes de una literatura hilarante, mordaz, ácida, alegremente pesimista pero siempre humana.

Poncela, en su primera novela, fecha en 1929, explica que sólo lo verdaderamente importante para el ser humano se escribe con hache inicial: el hilo quehizo la ropa, el hierro que forjó las armas, la historia; el mismo ser, al llamarse humano y hombre; el amigo cuando es un hermano, el heroísmo, la hecatombe, la hemorragia, los helenos, los hunos… Larga es su lista. Y concluye que amor, como no es para nada importante, se escribe sin hache.

Paradojas y humoradas del propio Jardiel Poncela: en su lista no está la literatura ni la escritura, a la que tanto amo y tanta tinta le dedicó. Enrique murió de cáncer amargado por la falta de reconocimiento, desilusionado del amor y abandonado del éxito de las letras. Amor se escribe sin hace, pero, contradicción y broma ponceliana, para él, literatura se escribía también sin hache, a pesar de haber sido un fiel amante de ambas.

Si tienes alguna sugerencia o comentario, házmela saber a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . Nos vemos en el próximo libro.

 

Lee otros artículos relacionados

1. La eternidad sí tiene principio

2. Kafka en japonés

3. Ludwig Zeller, pintor de palabras


El Clima


°C

Morelia

SP_WEATHER_
SP_WEATHER_

°C / °C
SP_WEATHER_

°C / °C
SP_WEATHER_

°C / °C

Recibe Nuestras Noticias en tu Correo

¿Cuál será el desempeño de Monarcas Morelia en la Liga MX?